Historia

Tfno:941417000 -- Email:Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

HISTORIA DE  HUÉRCANOS

El origen de Huércanos es incierto, si bien podemos afirmar que en su término municipal han aparecido asentamientos y restos desde el Neolítico hasta la época del Imperio Romano. Los historiadores y filólogos opinan que su nombre tiene un origen pre-romano; Menéndez Pidal dice que deriva de orca, palabra usada por los íberos y que significa cavidad o vasija; Emilio Alarcos Llorach tiene la misma opinión; y Yungfer lo supone formado sobre el nombre propio godo Horico, Horco.

La primera mención documental data del año 944, cuando el obispo Tudimiro compró a un tal Bellita varias tierras en Horcanos. El 14 de julio del 972 los reyes Sancho II y su esposa Urraca ofrecieron al monasterio de San Millán la villa de Huércanos y sus términos. Desde esta época hasta el siglo XIX aparecen unos señores como beneficiarios del señorío de Huércanos (derecho de martiniega): Diego Jiménez, señor de los Cameros, cambia al rey Alfonso VIII de Castilla varios castillos por las villas de Maqueda, Arlanzón, Bozigas, Huércanos y Orogola. Recayó posteriormente en Juana Alfonso de Montemayor, que el 9 de marzo de 1406 lo transfiere a Diego López de Zúñiga. A partir de ahora se suceden los “señores”: Jerónimo de Vizcaya (1484); Alonso Martínez de Nájera (1494), que junto a su esposa María de Ariz fundó en 1503 un mayorazgo, disfrutado por sus descendientes. Sin duda, el Concejo contribuyó durante muchos años con el oneroso impuesto de la martiniega; pero, tras muchos pleitos con los Martínez de Ariz, dejo de pagarlo hacia finales del siglo XVII. A pesar de ello este linaje conservó en Huércanos unas buenas propiedades hasta el siglo XIX, junto con el deseo ilusorio de ser reconocidos como “señores” del pueblo.

No obstante, la jurisdicción civil y criminal depende de Nájera, ya que aparece como integrante de su territorio en el fuero de Sancho III “El Mayor” (siglo XI). Será Diego López de Zúñiga quien exponga a Juan II los perjuicios de esta encomienda, concediendo el soberano la separación de la ciudad por privilegio real de 14 de julio de 1443; confirmado por su hijo Enrique IV el 24 de mayo de 1459; por los Reyes Católicos el 3 de marzo de 1492; y, finalmente, por Felipe IV el 20 de marzo de 1658. A pesar de todo ello el duque de Nájera intentó sujetar a su influencia el gobierno de Huércanos, sufriendo nuestra villa muchos avatares y pleitos, acabados con la carta real de 1658.

 

LA BATALLA DE NÁJERA


 Fue un episodio de la Guerra Civil de Castilla que enfrentaba al rey Pedro I de Castilla con su hermanastro, Enrique de Trastámara, que pretendía el trono. Los oponentes fueron el ejército del rey Pedro, ayudado por fuerzas inglesas, mandadas por el Príncipe Negro y las tropas castellanas del aspirante al trono Enrique de Trastámara —luego Enrique II— ayudadas por contingentes franceses bajo las órdenes del condestable Bertrand du Guesclin.

En febrero de 1367 Eduardo cruzó los Pirineos con su gran ejército —aproximadamente 24.000 hombres— y, habiendo sido informado de que el de Trastámara se encontraba en La Rioja, atravesó el Ebro por Logroño y pasó a la pequeña aldea de Navarrete. Enrique ubicó a sus fuerzas dejando el río Najerilla a su espalda. El 3 de abril de 1367 Enrique cometió el grave error de salir de su asentamiento, marchando hacia Navarrete. Las tropas de su oponente, sabedoras de este hecho, rodearon la llana y sorprendieron a los de Enrique por el costado, desarrollándose una cruel batalla en los términos de Huércanos, un encinal entonces y hoy fértiles viñedos.

En aquel momento el ejército de Enrique comenzó a huir, y él entre ellos, que se dice que tomó un caballo de un compañero y huyó a Nájera.

Cuentan que Du Guesclin, el Mariscal francés, sólo se rindió ante el Príncipe Negro, al ver que estaba acabado, diciendo que sólo ponía sus armas ante él, pues era el mayor y único caballero de aquella contienda. Fue hecho prisionero y más tarde liberado a cambio de una buena suma.

 LIBRO

 

H. 1932

 

 

Scan Pic0005   copia

Huercanos.org usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. para saber mas sobre las cookies Politica de privacidad.

  Acepto las cookies de esta pagina.